870x341 claves-para-proteger-tu-privacidad-en-internet-1.jpg901 visitas
8de 10

Claves para proteger tu privacidad en Internet

Categoría: noticias
Fecha:

Dpto. Medios TenGO!

Una vez que se comparte algo en Internet, sea privado o público, ya es susceptible de llegar a quien no debe. Es posible evitarlo si se tiene cuidado y conocimiento de las políticas de privacidad de los sitios a los que accedemos. La primera regla es clara y compartida por todo el mundo: “lo que no quieras que se sepa, no lo compartas”. Sin embargo, a veces no somos conscientes de los riesgos de compartir cierta información.

Los perfiles de redes sociales, los blogs personales y los servicios para compartir contenidos online son los lugares más habituales donde publicamos todo tipo de contenidos y, aunque sea por un segundo, está al alcance de todo el mundo. Puede ser captado por cualquiera, aunque esté solo unos momentos en línea.

La configuración de las redes sociales es muy traicionera. Twitter, por ejemplo, está pensada para compartir abiertamente, porque cualquiera puede ver un tuit incluso sin ser seguidor. Tiene la posibilidad de proteger la cuenta, pero pierde su esencia y es algo que poca gente usa, por lo que es muy sensible a que algo compartido en ella se vea por gente desconocida.

En Facebook es posible configurar la privacidad, sin embargo sus cambios y el desconocimiento de su funcionamiento también puede jugar malas pasadas. Ya que esta red se suele usar con un fin más personal, lo ideal es que esté todo lo cerrada posible. Para esto, podéis pinchar en el candado del menú de la esquina superior derecha y configurar todas las opciones:

Privacidad Facebook

Dropbox, WeTransfer, Google Drive, iCloud… se han convertido en servicios muy útiles para el envío de archivos pesados. Pero no son infalibles y son blancos de hackeos, fallos de seguridad, robos de contraseñas… Buena cuenta de ello son los últimos episodios de robos de fotos a famosas de las últimas semanas.

¿Cómo evitamos los riesgos? No subiendo archivos de información sensible o comprometida, borrando el contenido del servicio cuando ya no sea útil y cambiando la contraseña de vez en cuando. Además, por supuesto, de no compartir estos servicios con nadie más a no ser que sea un caso necesario.

Las contraseñas que se usan a veces ponen el trabajo muy fácil a los intrusos. Cada vez que salen listados de los passwords más usados, es frecuente ver la clásica “123456” o la propia palabra “password”. Para formar una contraseña segura, lo ideal es combinar números, letras y caracteres especiales y no poner palabras completas. Otras recomendaciones son cambiar de vez en cuando la contraseña y no usar la misma para todos los sitios de acceso.

Las aplicaciones son también peligrosas, sobre todo cuando se sincronizan con redes sociales o se usan en dispositivos móviles. Piden una serie de permisos que en la mayoría de casos no leemos, pero en los que se cuelan los accesos a las fotos, contactos y publicaciones. ¿Cuántas veces ha aparecido en vuestro perfil una publicación automática del juego de turno que habéis estado usando? Para revocar estos accesos, id a la parte de Aplicaciones de la configuración de vuestras red sociales para revocar el acceso a aquellas aplicaciones que no queráis.

En Android, podéis ver los permisos de cada aplicación entrando en Ajustes -> Aplicaciones -> Permisos.

¿Es todo de color negro? ¡Para nada! Siempre que se tenga control sobre nuestras publicaciones, podemos disfrutar sin miedo de todas las ventajas que ofrece Internet.

© Ten-GO! 2017 | HTML5